Cómo conducir la bicicleta con alforjas y portaequipaje

Conducir bicicleta cargada con alforjas

El turismo sobre ruedas es una excelente opción para viajar y conocer nuevos lugares. Además de disponer del material necesario, es fundamental conocer cómo conducir la bici cuando está cargada con alforjas o portaequipajes, ya que debemos tener algunos aspectos en cuenta para pedalear de manera segura. Así que si estás pensando en realizar viajes como el Camino de Santiago, el Danubio en bici, o cualquier otro a lo largo y ancho del planeta, ten en cuenta estos consejos que facilitan desde Global Cycling Network.

Distribución del portaequipajes y alforjas

  • Los elementos más pesados deben estar centrados en el volumen de la bicicleta (por ejemplo, las herramientas). Esto quiere decir que debemos colocar los bultos más densos junto al cuadro de la bicicleta. Igualmente, hay que asegurar que el peso total está distribuido lo más uniformemente posible.
  • Tratar de compactar al máximo el equipaje para evitar problemas en la conducción. 
  • Usar correas que no puedan deteriorar ninguna parte de la bicicleta.
  • Después de realizar algunos kilómetros, revisar el apriete de las correas.

Tomar curvas con la bicicleta cargada

Se debe hacer de manera más suave, entrando con menor velocidad y trazando un arco lo más abierto posible. Tocar el freno una vez se ha entrado en la curva, es más delicado que hacerlo en condiciones normales, ya que el extra de peso del equipaje hará que la bici quiera enderezarse.

Realizar ascensiones

Cuanto mayor es el peso del conjunto bici+ciclista, más energía se requiere para subir rampas y coronar puertos. Lo más sensato es ajustar la relación de marchas a una que nos permita subir lo más cómodamente posible. A fin de cuentas, estos viajes suelen ser largos y conviene reservar fuerzas. De otro lado, si estás acostumbrado a pedalear de pie y balancearte, ten presente que será ligeramente diferente al haber cambiado la distribución de masas.

Afrontar el descenso

Sencillamente, al ir en una bicicleta más pesada, tomará más tiempo frenar y pararla. Esto quiere decir que debemos comenzar a frenar antes, de manera que es conveniente prestar atención en los primeros descensos para conocer cómo se comporta la bici y cuánto tiempo más necesitamos para frenar con seguridad.

Imagen original de Roland Tanglao (Flickr)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Share This